Don't you want to read? Try listening to the article in audio mode 🎧
Que el teletrabajo ha llegado para quedarse en nuestras vidas es una realidad más que demostrable a día de hoy. Por ello 2022 se presenta como el año en el que adaptar definitivamente las nuevas formas de trabajo y sentar las bases para el futuro. Y es que el trabajo en remoto ya no solo responde a las necesidades explícitas de la pandemia. En 2020 más del 40% de las empresas, cómo indica un estudio del COGITI y el Conejo General de Economistas, consideraron continuar con la fórmula del trabajo en remoto después de tener que implantarlo de forma forzosa. Entre las razones está la comodidad, flexibilidad, conciliación o la vida nómada digital.  Como explicaba Lorena Pérez, responsable de recursos humanos de NovaKid, en su reciente entrevista,  estos factores son cada vez más decisivos para el trabajador. En esta realidad es más importante que nunca que el equipo de trabajo esté coordinado y liderado por alguien que sepa obtener el máximo rendimiento del potencial humano. Por ello es imprescindible adaptarse a las nuevas fórmulas y desde Talent Garden te contamos qué puntos son clave para ser un buen líder trabajando en remoto. Así debe ser un buen líder con un equipo en remoto Que las nuevas formas de trabajo no mermen en las características de un buen líder es imposible, ya que este debe adaptarse al equipo y su contexto, de lo contrario quedará obsoleto. Y es que cabe recordar que, mientras un jefe impone su autoridad, el líder dirige y motiva a los trabajadores para cumplir objetivos.  Por ello es importantísimo adaptarse y cada vez más rápido para que el equipo saque lo mejor de sí. Algo que cada vez se tiene más en cuenta son las soft skills, habilidades o competencias blandas, que actúan como factores determinantes en la forma de interactuar con el entorno, y como tal, influyen en el ámbito laboral y el trabajo en equipo. Algunas son la gestión del tiempo, el manejo del Storytelling o la resolución de problemas. Pero no son los únicos aspectos imprescindibles.   El gran pilar: la comunicación  La comunicación es la base de un buen equipo y cuando hablamos del trabajo en remoto este es un punto vital. En este contexto de nada sirve una comunicación constante si no es efectiva dado que el equipo tendrá que estar más pendiente de la comunicación en sí que de los objetivos. Además los trabajadores pueden sentir una falta de confianza, lo que sería contraproducente. Así que para liderar en remoto es necesario que la comunicación sea clara y regular y esté enfocada hacia la productividad y resultados. Una buena táctica es plantear reuniones fijas para no perder de vista objetivos y mantener la cercanía con el equipo, además de un canal fluido para dudas puntuales. Practicar la escucha activa La escucha activa es una parte vital en remoto dado que las necesidades del empleado son más complejas de observar. Así lo defiende Erika Saavedra, CEO de  Salek y especializada en la coordinación de grandes equipos: “No nos enseñan a tener una buena escucha activa. Verbal y no verbal. ¿Cuántas veces nos pasa que vemos un gesto y seguimos hablando? Ahí ha sucedido algo. Vamos a preguntar qué necesita y qué quiere transmitir sin filtrar nada”, defiende.  Marcar y tener claros los objetivos Este es uno de los puntos más importantes y es que un buen líder en el plano digital tiene que presentar unos objetivos muy claros a su equipo ya que no estará presente para recordar constantemente qué hay que hacer a sus empleados. Por ello establecer los objetivos es vital para el equipo en remoto. Además, como explica el coach en alto rendimiento Marc Bolufer, es imprescindible consensuar, establecer y revisar estos objetivos con el equipo examinando las posibles necesidades para llegar a alcanzar nuestras metas. Además será importante marcar objetivos a corto, medio y largo plazo dejando muy definida la tarea a realizar. Apostar por la motivación Como explica Joaquín Fournier Guimbao, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, en un artículo para el Instituto Español de Estudios Estratégicos, crear una buena atmósfera de trabajo en remoto es otro reto importante del líder del futuro. “Al fin y al cabo, se busca crear un ambiente de colaboración, compromiso y motivación donde la tarea se haga porque se quiere hacer y no porque se debe hacer.  Conseguirlo en la distancia requiere de grandes dotes de empatía y de mantener un contacto continuo virtual con los miembros del equipo”. Por ello la motivación es imprescindible ya que en remoto, generalmente, se tiende a la pérdida de socialización y sentimiento de soledad. Contra esto hay que mantener un contacto directo con todos los integrantes del equipo y que exista un sentimiento común. Reconocer los logros La falta de contacto físico en el equipo parece que deriva en un menor reconocimiento de los logros y es necesario luchar contra ello. Es vital reconocer el esfuerzo de los trabajadores incluso si las cosas no salen bien para trabajar la motivación grupal e individual. Diles a tus empleados que ves su esfuerzo y felicítalos también en los pequeños logros. Flexibilidad La flexibilidad es vital en esta nueva era del trabajo. Tanto es así que, como nos comentaba hace poco Lorena Pérez, la flexibilidad es ahora uno de los grandes atractivos a la hora de buscar trabajo. Por ello es importante respetar la conciliación con la vida privada así como ser flexibles con los horarios y circunstancias personales. En este punto es importante recordar que trabajar en remoto y no estar en una oficina no significa que los empleados estén disponibles todo el tiempo, así que negociar juntos un horario flexible para el trabajador será un elemento clave para su satisfacción. Productividad basada en apoyo y atención La flexibilidad funciona a la perfección siempre que el baremo de medida esté en la productividad. Podemos ser flexibles con el equipo porque sabemos que son productivos y entendemos que pasar más horas delante de la pantalla no implica obtener más resultados. El éxito está en saber sacar el máximo rendimiento de nuestro equipo, por lo que tenemos que ser resolutivos. Según un estudio publicado en Journal of Business and Psychology en remoto los equipos destacan a jefes eficientes y productivos que planifican bien los objetivos y están disponibles para el equipo sobre otras características que destacan más en presencial, como la confianza o el ser extrovertido. Así lo explica Steven Charlier, gestor en la Universidad de Georgia, que defiende que “Los buenos jefes online son individuos que ayudan a otros compañeros con sus tareas y mantienen al equipo enfocado en sus objetivos”.
Artículo actualizado el: 09 agosto 2023
Talent Garden
Escrito por
Talent Garden, Digital Skills Academy

Seguir leyendo

La reformulación del liderazgo y nuevos paradigmas en el sector de los recursos humanos

Se dice pronto, pero 2021 fue el primer año completo que vivimos bajo las nuevas normas marcadas por la pandemia. ...

Guía de Diseño UI: Cómo convertirse en un diseñador de interfaz de usuario

Con el crecimiento del entorno online y digital, el trabajo de un diseñador ha ganado complejidad. Hoy en día no solo ...

¿Qué es un ecosistema de innovación?

Al igual que la flora, las ideas “crecen” en los campos adecuados. Por ello, crear una atmósfera que permita la ...

La diferencia entre el modelo de datos conceptual y lógico

En una era, como la que vivimos, en la que hay una sobreabundancia de datos, un excelente diseño de base de datos es el ...